Metástasis cutáneas como primera manifestación de neuroblastoma primario de glándula suprarrenal en un paciente pediátrico




Abraham González-Mondragón, Servicio de Dermatología Pediátrica, Hospital Infantil de México Federico Gómez, Ciudad de México, México Adriana Valencia-Herrera, Departamento de Dermatología. Hospital Infantil de México Federico Gómez, Ciudad de México, México Mirna E. Toledo-Bahena, Servicio de Dermatología Pediátrica, Hospital Infantil de México Federico Gómez, Ciudad de México, México Carlos A. Mena-Cedillos, Servicio de Dermatología Pediátrica, Hospital Infantil de México Federico Gómez, Ciudad de México, México Antonio Zamora-Chávez, Departamento de Medicina Interna, Hospital Infantil de México Federico Gómez, Ciudad de México, México Guillermo Ramón-García, Servicio de Patología. Hospital Infantil de México Federico Gómez, Ciudad de México, México


Introducción: El neuroblastoma es el tumor maligno más frecuente en el primer año de vida y el tumor sólido extracraneal más frecuente en la infancia. Solo el 1% de los casos debuta con metástasis cutáneas, caracterizadas por nódulos azulados subcutáneos. Se presenta el caso de un lactante con un neuroblastoma suprarrenal izquierdo en el que las metástasis cutáneas constituían el síntoma principal. Caso clínico: Lactante de sexo femenino, de 2 meses de edad, sin antecedentes de importancia para el padecimiento actual. Acudió por presentar dermatosis diseminada en la región cervical y occipital, el abdomen, el muslo derecho y el pie izquierdo. La dermatosis se caracteriza por nódulos subcutáneos, sólidos, bien delimitados, < 1 cm, de color azulado, que iniciaron su aparición a los 7 días de vida en el hipocondrio derecho, con crecimiento progresivo, asintomáticos. Se realizó biopsia de un nódulo y se reportó la presencia de células pequeñas con núcleo denso hipercromático, escaso citoplasma y dispuestas en nidos. La inmunohistoquímica fue positiva para cromogranina y enolasa neuronal específica. Los hallazgos fueron compatibles con metástasis cutánea de neuroblastoma. Se solicitó valoración y abordaje por oncología pediátrica, que reportó un estadio 4 de la enfermedad y se inició el tratamiento correspondiente. Conclusiones: Los pediatras y los dermatólogos pediatras son los primeros en atender a niños con alguna lesión cutánea. Se deben tener en cuenta las metástasis cutáneas, que pueden aparecer antes o simultáneamente al diagnóstico de un tumor primario. Por lo tanto, se debe realizar un correcto abordaje con el fin de mejorar el pronóstico y la calidad de vida del paciente.



Keywords: Síndrome blueberry muffin baby. Neuroblastoma. Metástasis cutáneas.